Elenco

Mi foto
Traductora amante del cine y de la literatura. Me gustan esas pequeñas cosas que hacen a las cosas grandes. Libros, café y amaneceres. ❤

5 de noviembre de 2019

(Des)encanto: Segunda parte.




Datos técnicos:
Título original: Disenchantment
Creador: Matt Groening
Productores:  Josh Weinstein, Matt Groening, The ULULU Company
Plataforma: Netflix
Estreno: 20 de septiembre de 2019
Tráiler oficial (Netflix España)
Temporadas: 1
Capítulos: 10
Duración: 31min. aprox


Como ya informaba el verano pasado, el exitoso y creador de Los Simpson y Futurama, Matt Groening, volvía a la pantalla con la creación de un mundo distópico ambientado en la Edad Media, donde la princesa Tiabeanie, representada por una mujer claramente feminista, vivía incesantes aventuras acompañada de un Elfo cobarde y un antidemonio. Y sí, hablo de «antidemonio» por lo que acontece en esta segunda parte (que no segunda temporada) de Desencanto. A riesgo de hacer destripar parte del contenido, he de especificar que en esta segunda parte veréis mucho más amor familiar que amistad, aunque buena parte de esto último lo protagoniza nuestro colega más ruin de la serie (y no hablo del rey Zøg). Si bien la primera parte se centraba en el valor de la amistad y en la pureza que hay en darlo todo por un amigo, en esta segunda parte, la trama se centrará, sobre todo, en los tejemanejes familiares. Y es que, ya lo dice el dicho: En todas las casas se cuecen habas.

Puntos que destacar:

Personajes

En esta segunda parte hay un claro desarrollo y evolución de los personajes. El rey ya no es tan rey, y Bean no es tan… Bean. La relación padre e hija evolucionará positivamente, y aunque ambos mantendrán su esencia, a lo largo de los diez capítulos queda evidenciado no solo el cariño familiar que se profesan, sino también el odio profundo que los une.

Por otro lado, algunos familiares de Bean, como su madre, a la que ya veíamos en los últimos capítulos de la primera parte, sus tíos, o incluso su hermano, tendrán gran importancia en el desarrollo de esta segunda parte.

En cuanto a los amigos, Luci ha dejado de ser un demonio de verdad. Aunque siga exponiendo su cara más mezquina, es todo fachada:  en el fondo, se mueve por y para Bean y, aunque le cueste admitirlo, también lo hace por Elfo.

Acontecimientos

En esta parte se puede hablar de una clara crítica, de principio a fin y mucho más directa que en la parte anterior, al feudalismo y a la monarquía absoluta en un reino donde el rey no es nadie sin su pueblo.

El feminismo sigue abarcando buena parte de la trama y siendo la característica principal que define el carácter de Bean. También se refieren claramente a ello cuando se hace alusión a la multitud de cosas a las que una mujer no puede acceder, como la libre expresión, tomar parte de reuniones políticas o producir obras teatrales.

Opinión

Con Matt Groening es complicado sacarme una crítica negativa. Evidentemente, hoy en día Desencanto no podrá alcanzar las cotas de audiencia que tuvieron Futurama y Los Simpson en su momento, básicamente porque se han emitido en plataformas diferentes. Sin embargo, si esta serie se hubiese emitido en los años 90 y 2000, muy probablemente hubiese sido una clara competidora de las anteriormente mencionadas. Y es que, si bien es cierto que la primera parte de Desencanto podía ser perfectamente una serie de relleno que poner de fondo mientras haces otras cosas, esta segunda parte me ha mantenido pegada a la pantalla desde el minuto uno, cosa que nunca ocurrió con ninguna de las otras series en ninguna de sus temporadas.

En conclusión, es un deleite ver el resultado del trabajo de Matt Groening y su equipo, especialmente cuando se aprecia una evolución respecto a la anterior parte. Aquello de “las segundas partes nunca fueron buenas” no se aplicable, en absoluto, para Desencanto.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu mensaje. La moderación de comentarios está habilitada, por lo que tardará un poco en aparecer publicado. ¡Te responderé en breve!