Toujours Paris


Lorette, tan distinguida, delicada, alocada. Ay, ¡Lorette! Sus pequeños pies bailones danzaban en los tugurios más malolientes de París. ¡Esos locos años veinte! Si alguien se enterara... ¿Qué pasaría si algún día se descubría toda la verdad? Guardó el arma en su pequeño saquito de terciopelo verde al son de aquel piano cómplice de ocultar el crepitar de los disparos, y se marchó mientras sonaban de fondo saxofones a ritmo de jazz.




Bárbara Des Bois
©Todos los derechos reservado

Comentarios

  1. Precioso ritmo de jazz. Un abrazo enorme hoy que me dio por visitar viejos blogs de amigos. En parte de echa de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es un placer recibirte por estos lares. Gracias por pasar, amigo. :)

      Eliminar
  2. Hola! Te sigo, mi blog es https://libertaddeloslibros.blogspot.com.es/
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras. La moderación de comentarios está habilitada, así que tu comentario tardará un poquito en aparecer. Te responderé en breve. Hasta entonces, ¡que siga el espectáculo!